Copas Aragón Infantil-Cadete 29-30/11/14

Queda mucho por hacer.
Así de escueta es la conclusión tras las Copas de Aragón de este fin de semana. Entrenamos, Sí. Trabajamos, Sí. Damos el 100 % contadas veces. Nos implicamos, menos contadas veces. Y lo diré con un ejemplo muy claro. A principio de temporada, reuní a varios de los competidores de este fin de semana y les dije: ” a ver quién a final de temporada, es capaz de subir la cuerda sentado”. A día de hoy sólo la sube como quiere Sergio y hay un infantil que ya sube hasta arriba de pie y todos los días que viene le dedica un rato. El resto…sin comentarios, como si aquella conversación no hubiese existido nunca. Un claro ejemplo de lo vivido este fin de semana.

El sábado por la tarde, compitieron los cadetes. Sergio tuvo una buena actuación, liquidó sus tres primeros combates por ippon con gran solvencia, aunque a mí personalmente me gustaron el segundo y el tercero. En la final no estuvo fino, se perdió en una acción controvertida protestando al árbitro, perdiendo la concentración y ahí se acabó todo. Segundo y con opciones.
Las chicas estuvieron gris.
Pati fue de más a menos, ganó con superioridad y ritmo su primer combate. Para luego diluirse en sus otras confrontaciones, de las que debió ganar una, que se fue de manera incompresible cuando ya estaba ganado. Repetitiva en exceso en pie y mal en judo suelo, puede y debe ir a más.
Lucía, perdió todos sus combates, pero le tocó el peso más duro y pese a sus derrotas, para mí fue la mejor. Lo intentó todo, atacó de derechas, de izquierdas, trabajó bien el suelo, pero hace falta más, para vencer sobre todo, a las dos aragonesas. Seguro que al menos lo intentaremos.
Leyre, un manojo de nervios. Falta de mentalidad, cometió y repitió errores del pasado. La guinda, su derrota en el último segundo en un combate que estaba ganado. Una lástima, pues calidad tiene pero falta no pinchar en entrenamientos y organizarse y sacrificarse más.
Visto lo visto, teníamos nivel para tres o cuatro medallas y nos volvimos sólo con una. Hay mucho tajo por hacer, pero como no cambien de actitud, mentalidad y compromiso, los protagonistas…

Los infantiles hoy, han dado el callo, teniendo en cuenta su juventud, la mayoría debutantes, y que todavía tienen cuerpo de alevínes. De estos SÍ, que estoy satisfecho. Sobre todo de Iván, los Gayarres, Óscar, María Murillo e Inés. Que han venido a competir y a hacer judo pese a ser conscientes de sus escasas opciones, tras ver la calidad y tamaño de sus rivales. Óscar, Iván y Álvaro han ganado muy dignamente un combate, con garra, coraje, ilusión y espíritu de SUPERACIÓN. BRAVO. Supermeritorios, Inés y Alberto que han tenido opción alguna, pero han peleado. A la pobre Inés le han tocado rivales de la parte alta del ránking nacional y bastante ha tenido con salir entera y con dignidad del tatami. Alberto pudo hacer un poquito más.
Desconocido, Perico. Derretido y atenazado por los nervios, se ha bloqueado de tal manera que la competición hoy le ha superado hasta el punto de “entregar” sus combates, sin que le hayamos visto. Habrá que analizar el por qué y adoptar soluciones constructivas, para progresar.
María Murillo, excelente. Brava, todo genio y peleona ha dado el callo y se ha dejado todo en el tatami. Dos victorias muy meritorias le han dado una plata de gran valor. Felicidades a la peque.
Los infantiles mayores, Kevin, Elián y Javi Albero, cal y arena. Cal para Kevin. Una buena actuación, cuatro combates, cuatro ippones, sobrio, resuelto Ice Man ha estado muy por encima de sus rivales, el premio un merecido oro, que debe motivarle a trabajar más y ganar con mejor judo.
Elián, muy lejos de su nivel. Ha ganado con solvencia a su máximo rival, pero eso no salva una gris actuación para alguien que puede, debe y sabe más. Hoy fue arena y tendrá que reflexionar sobre su actuación.
Javier Albero, ganó un combate, pero fue también arena. A su favor que ha habido dos profesores “rivales” que me han dicho que qué lástima ese alumno tuyo que ha hecho con diferencia el mejor judo, pero que no ha sabido ganar. Pues eso, debe aprender a ganar. Cómo? Entrenando para ganar.

Lo mejor, nuestra MAREA AZUL, algo fría hoy, pero es que tampoco les hemos dado muchas razones para calentarse. Gracias a las familias Ibáñez, Cantalapiedra, Ros, Cruz, Andreu, Sánchez, Albero, Gayarres, Murillo, Fernández, Morata, Ferrer, Abadía y Ezquerra. Gracias a los maestros Ángel y Berrocal por sus ánimos y consejos.

Felicidades a Jesús Laviña, por su actuación arbitral.

Enhorabuena a Pablo y sus colaboradores, Amaya, Cris Berroqui, Alberto, Dani Sierra, Manuel, Camacho y Jocy.

Me quedo con que sé que hay margen de mejora, con la piña que forma el grupo, todos con todos incluso en el calentamiento, donde ha habido compañeros que se han sacrificado para que otros calentaran, pero…

HAY MUCHO POR HACER. SI VOSOTROS QUERÉIS, VOSOTROS PODÉIS.

IMG-20141201-WA0002

sergio 2º copa ara cad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *