Copa Aragón Infantil y Cadete 16-17 nov.

El pasado fin de semana se disputó en Monzalbarba la primera cita importante del año, la Copa de Aragón, correspondiente a las categorías infantil y cadete. Primer gran test de la temporada que nos permite sacar las primeras conclusiones, sobre todo en la categoría infantil, llena de debutantes y que siempre nos suscita ciertas dudas sobre cómo van preparados y el nivel que atesoran nuestros judocas.

En general las conclusiones fueron muy positivas. Empezaré por destacar el número de participantes, una cuarentena de JCZ que decidieron dar un paso hacia delante y lanzarse a competir, aun sabiendo algunos de ellos de las dificultades que se iban a encontrar en una categoría en la que partían con el handicap del peso.

En la categoría infantil nuestras féminas dieron todo un recital y nos demostraron que hay muchísimo potencial y nivel como para alcanzar este año cotas muy, pero que muy importantes. Demostraron un gran nivel técnico con movimientos muy bien hechos e ippones de mucho mérito, además de un potencial físico a la altura de las mejores, me atrevería a decir que incluso a nivel nacional. Los chicos, todavía sin hacer físicamente la mayoría, estuvieron muy combativos, salieron a competir y lo dieron todo sobre el tatami, no se les puede reprochar nada. Exhibieron muy buenas formas, una ambidiestralidad que poco a poco habrá que determinar, se perfilaban muy bien, con posiciones de ataque muy buenas y gran movilidad, aunque si les hemos de poner algún pero, ese será el de la combinación pie-suelo, que no fue como debería ser y tampoco se supo aplicar debidamente cuando la situación lo requería.

Las medallas, que fueron muchas, se concentraron más en la categoría femenina, a pesar de que los chicos, coleccionaron varios quintos y séptimos puestos que con un poquito más de envergadura física y por qué no decirlo también, algo más de fortuna, podían haberse transformado en preseas como las de sus compañeras.

En la jornada del domingo, con la categoría cadete disfrutamos de nuestros competidores con combates de categoría, emocionantes y judo del bueno: técnicas variadas, acciones espectaculares, un espíritu combativo digno de destacar y lo más importante, la sensación de que se está trabajando mucho y bien. Cierto que aunque se consiguieron medallas no fueron muchas, pero lo que vimos sobre el tatami de Monzalbarba, dejó muy satisfechos a los técnicos, compañeros y padres de una Marea Azul, que estuvo a la altura de nuestro club y nuestros judocas, con una máxima corrección, animándonos durante los dos días sin parar y transmitiéndonos todo su calor y apoyo con sus palabras de ánimo y el calor de sus aplausos.

Destacar la aportación de Cristina Berrocal, como directora de sistemas que está dando un vuelco de innovación importante a los campeonatos, así como de Antonio Berrocal y Victor Fraca, que aportaron como árbitros su granito de arena realizando las labores arbitrales y a los que hemos de agradecer su desinteresada colaboración. Y también a Sara Teixidó que realizó labores de oficial de organización y mesa central.

Un fin de semana exhaustivo pero grato de ver cómo poco a poco, el trabajo va saliendo y nuestra cantera empieza a asomar la cabeza demostrando que hay relevo en cantidad y en calidad.

A TODOS MI MÁS SINCERO RECONOCIMIENTO Y ANIMAROS A SEGUIR AVANZANDO EN ESTE CAMINO DE LA COMPETICIÓN QUE NO HA HECHO SINO EMPEZAR.

FOTOGRAFÍAS COPA ARAGON INFANTIL (Cortesía de Alberto Gayarre Jr.)

FOTOGRAFÍAS COPA ARAGON CADETE (CORTESÍA DE ALBERTO GAYARRE JR.)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *