Copa Aragón Infantil y Cadete 25-26 noviembre

El pasado fin de semana se disputó en Monzalbarba  la Copa de Aragón infantil y cadete, la primera cita competitiva para estas categorías en Aragón y a la que acudíamos con el objetivo de ver cuál era nuestro nivel actual de judo en estas categorías para tomar nota, corregir y continuar con el trabajo de formación de una base de judo adecuada que en un medio-largo plazo, nos permita realizar un trabajo específico con un grupo de competidores ya consolidado en las categorías júnior y senior.

Sabemos el trabajo que estamos haciendo, lo que llevamos entre manos, nos estamos volcando en mejorar nuestro nivel técnico, acudiendo a cursos, stages, etc. Y además por el camino nos estamos llevando medallas que premian el buen judo y hacer de nuestros alumnos, aunque para mí a día de hoy lo más importante no son las prisas sino las buenas formas, la técnica y sobre todo la actitud. El sábado me encantaron los infantiles. Muchos de ellos eran debutantes pero me sorprendió su desparpajo, ilusión y ganas de hacer las cosas bien hechas. Garra y tesón no faltaron en nuestros pequeños JCZ que se llevaron 4 medallas que de haber acompañado la suerte un poquito más, bien pudieron ser hasta 10, si en las luchas por el bronce la fortuna se hubiera puesto de nuestra parte. A destacar el oro conseguido  por la pequeña Daniela Ruber que nos sorprendió a todos por su fuerza, efectividad y disciplina táctica en una categoría en la que sus rivales no se lo pusieron nada fácil y la “peque” demostró que puede ser una apuesta de futuro. El otro oro fue para un Daniel Murillo excepcional con un cuadro de competición muy complicado en el que supo luchar y remontar sus combates en la recta final ante rivales de muy alto nivel y muy fuertes físicamente, disputó unos cuartos, semis y final que fueron tres auténticas finales. Dos bronces, los conseguidos por los chicos de Villanueva de Gállego, Sofía Domeque que demostró el judo que lleva en sus genes con una tranquilidad y templanza fuera de lo habitual en una debutante en apenas un año de práctica y con unos movimientos de cadera tanto por derechas como por izquierdas que llevaban en la finura de su estilo el sello de su progenitor, al igual que Javier Romeo, que realizó una formidable competición, apuntando muy buenas maneras, físicamente muy fuerte y que promete muchas alegrías esta temporada.

No tuvieron medalla pero realizaron también una magnífica competición, estupendo trabajo y dieron una gran imagen quedándose  a las puertas de la medalla de bronce con un meritorio quinto puesto: Irene Antona, Carlos Olivar, Iván Almagro, Lucía Plou, Jorge Ros y África Sánchez.

La suerte no les acompañó en el sorteo y pese a ello lo dieron todo en el tatami, consiguiendo incluso alguna victoria en las rondas preliminares: Eduardo Martín, Manuel Olivar, Raúl Larriba, Daniel Mallada, Manuel Martínez y Marcos López.

El domingo entraron en liza nuestros cadetes, los más expertos de segundo año y la gran mayoría debutantes en la categoría y de  9 competidores, 7 medallas. Varias de ellas en los pesos con más participación. Lo mejor, el judo exhibido y sobre todo la actitud de mis judokas, TODOS salieron a dar el 100%, y lo dieron. Me encantó la variedad de movimientos y recursos que pusieron en el tatami y su atrevimiento a probar y evolucionar. No puedo estar más orgulloso de todos ellos, sobre todo porque a día de hoy mi objetivo no son los resultados, sino el enseñarles a hacer buen judo y crear una buena base técnica para el futuro.

Bronce para nuestros 7 medallistas. Iván González realizó un campeonato excepcional, desplegó un judo muy variado tanto en judo pie y judo suelo, viéndose superado en semifinales por el favorito y a la postre subcampeón el representante de Binéfar. Aun así vendió cara su derrota y plantó car hasta el final dando muestras de una gran progresión esta temporada.

María Murillo no salió contenta pese a su medalla, una incidencia en su primer combate la dejó muy mermada y pese al maravilloso ippon de uchimata conseguido en su segunda confrontación no logró sobreponerse a sus mareos y optó por no salir a la semifinal por precaución. Maravillosa su actitud de seguir adelante pese a las contrariedades.

Liviu Bulmaga se mostró muy fuerte durante toda la competición. Muy práctico en sus combates y mentalmente centrado y confiado en sus opciones, se mostró muy seguro y rápido en sus acciones plantándose de manera brillante en semifinales y pese a ceder ante el campeón final, obtuvo un tercer puesto que sabe a mucho en su debut en la categoría cadete.

Inés Abadía pese a no poder entrenar este año con la continuidad que a ella le gustaría, demostró una capacidad agonística fuera de lugar y un espíritu de lucha digno de mencionar. Tácticamente fenomenal y dejándose todo en el tatami, compitió hasta que las fuerzas le acompañaron. Su combate de cuartos de final ante la dura rival de Helios, con Golden Score incluido, dejó patente el carácter de nuestra competidora que se llevó ese combate por garra y orden. En semifinales ya desfondada cedió ante la representante de Ibón, logrando uno de los bronces más peleados de nuestro equipo.

Lucía Zaera en su debut, tuvo una sensacional actitud y actuación. Pese al hándicap de su inexperiencia y bisoñez, propia de los principiantes demostró que es una luchadora nata, salió a competir y no se achicó ante ninguna de sus rivales, logrando incluso una victoria muy meritoria ante una rival teóricamente superior. El premio, el tercer lugar del pódium a la gran labor  y atrevimiento de nuestra debutante.

Marta Bernal del Rosa Molas, tuvo pocas opciones ante la superioridad de sus rivales. Estreno de categoría y un sorteo poco favorable con judokas de último año, fueron obstáculos muy duros, para una Marta que fue todo empeño y pundonor y a la que si el arbitraje hubiera acompañado un poquito, podría haberle puesto en bandeja alguna victoria más.

Miguel Mesa de Villanueva, demostró ser un competidor de futuro. Muy combativo, seguro de sus posibilidades y con gran tenacidad realizó unos combates de gran mérito y peleó hasta lo indecible sobre el tatami. Obtuvo un bronce que premió la gran actuación de todo el equipo y la suya en particular.

Paula Serrano y Sandra Rodrigo, corrieron peor suerte y con un excelente quinto puesto se quedaron  a la puerta de las medallas. No obstante me encantó la actitud y determinación con la que Pauli salió a sus combates y la progresión que está empezando a mostrar Sandra en el año de su debut en cadetes.

En resumen un debut de nuestra sección infantil y cadete que nos hace ver que tenemos una excelente cantera y nos hace albergar esperanzas de un futuro prometedor en las categorías superiores. Unas buenas maneras exhibidas y conceptos tácticos y técnicos que empiezan a asentarse y dar excelentes resultados e imagen sobre el tatami. ENHORABUENA A TODOS, a NUESTRA INCANSABLE Y RUIDOSA MAREA AZUL y a nuestros colaboradores: Irene, Cristina, Jocy, Guillermo bajo la dirección magistral de Pablo por su eficiente trabajo y FELICIDADES a nuestros árbitros: Daniel Sierra y Antonio y Cristina Berrocal.

Agradecer a Andrea Sebastián, Jorge Mallafre y Javier Castillo por su apoyo dirigiendo y animando a sus judokas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *