3 nuevos monitores en JCZ

Una de las grandes alegrías para un profesor de judo es ver como sus alumnos se van haciendo mayores a su lado, consiguen sus primeros éxitos en la competición, van creciendo, subiendo de grados, adquieren su cinturón negro y un buen día cuando casi no te das cuenta, resulta que ese pequeño/a que tenías en las clase  de iniciación dice que se anima y que quiere ser profesor de judo, se apunta a los cursos de docencia y obtiene el título de monitor. Este proceso, narrado en tan sólo tres líneas abarca muchísimos años. Este verano, Leyre Ros, Lucía Cruz y Javier Albero, se convirtieron en monitores de Judo. Me parece mentira, para mí siguen siendo mis niños, pero está claro que ya son mujeres y hombre hechos y derechos y ya los tenemos ahí, a nuestro lado, sobre el tatami, compartiendo y acompañándonos en esta preciosa aventura que es la enseñanza del judo y sus valores. Decir que siento una emoción y una satisfacción personal inmensa de que hayan decidido dar este paso, seguro que todos los maestros del club, algo hemos hecho para que se hayan animado a ser profesores de judo y eso es lo más gratificante de nuestra profesión, en mi caso afición. Por eso este año, muy orgulloso puedo decir: TRES NUEVOS MONITORES.

Suerte y Bienvenido a la aventura de enseñar.

DSC_0520

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *