I Jornada de Promoción JCZ-Rosa Molas 27/01/18

El sábado pasado disfrutamos en el colegio Rosa Molas, de la primera Jornada de Promoción del año que conjuntamente organizaron el APA del colegio y Judo Club Zaragoza. Esta primera jornada, que ya suscitó el año pasado una gran expectación, volvió a sorprender de nuevo con cifras espectaculares; 211 participantes y alrededor de 800 espectadores, números que dan una idea de la dimensión de las Jornadas de Promoción que año tras año, están marcando unos registros espectaculares.

La mañana amaneció fría, pero pronto entramos en calor con los más mayores. Con un intenso calentamiento, el pabellón fue cogiendo temperatura. Diferentes ejercicios de coordinación por parejas, demostraciones gimnásticas de los judokas, el trabajo fundamental de caídas con un espectacular “dominó” que hizo las delicias del público, dieron paso a todo un trabajo de barridos en diferentes desplazamientos , para llegar al momento cumbre, en el que nuestros participantes realizaron durante cinco minutos, una exhibición de todo el judo que atesoran: técnicas variadas, desplazamientos en todas las direcciones, combinaciones de movimientos, ejecuciones por ambos lados… Nos embelesaron porque fue ESPECTACULAR. Como comentaba un padre: “no me imaginaba que ya fueran capaces de hacer todo este trabajo. Ahora da gusto verles. Qué bonito es el judo cuando se realiza bien” Con estas palabras, sobran comentarios. La guinda a este primer grupo, la puso nuestro querido alumno, Jorge Crespo, un niño con deficiencia visual, que demostró con un trabajo espectacular de combinaciones, que el judo no tiene fronteras ni obstáculos para nadie, levantando los aplausos de un público encandilado por la destreza y simpatía de nuestro protagonista.

A continuación, sin casi tiempo para respirar,  vinieron los alumnos de 2º a 4º de primaria. En este grupo se encontraba uno de los grandes retos de la Jornada. Pues por primera vez íbamos a poner en práctica una de las novedades: un SÚPER CIRCUITO, espectacular de habilidades básicas centrado en los puntos fundamentales de judo: coordinación, caídas, desplazamientos, etc. Como no podía ser de otra manera, iniciamos un calentamiento lúdico que hizo las delicias de todos, para a continuación realizar otro más específico encaminado al trabajo que se iba a realizar posteriormente. Nuestros practicantes lo dieron todo en el calentamiento y cuando vimos que ya estaban preparados, llegó el momento de la sorpresa, nada más y nada menos que 10 ESTACIONES distribuidas a lo largo de todo el pabellón. Estaciones con caída libre a la colchoneta quitamiedos, túneles, zig, zag, lanzamientos en plancha, rayuelas… Un sinfín de ejercicios en los que los niños estuvieron cerca de 40 minutos sin parar, disfrutando mientras los ejecutaban con gran destreza, ante la atenta mirada de sus familiares que veían como dentro de una perfecta organización y de forma coordinada los niños iban cambiando de una estación a otra a la señal del director del circuito. Una actividad que gustó tanto,  que hizo que la hora se nos pasara en un abrir y cerrar de ojos, señal de que todo había transcurrido según lo previsto. Ver las caras de los niños de emoción y disfrute, fue nuestro mejor premio, y nos certificó que la idea había sido todo un éxito.

Pero no acababa aquí la mañana, porque faltaban los pequeños del  lugar, los alumnos de 1º de primaria e infantil. Sólo ya con ver la inocencia y espontaneidad de los “peques” sobre el tatami, es un auténtico deleite. Si a ello añadimos Judo y una gran dosis de diversión pues nos encontramos con un grupo que nos enamoró a todos con sus movimientos, su gracia y su salero. Para ellos había destinados una serie de juegos iniciales, en los que pese a lo reducido del espacio, pues la afluencia de este grupo fue la más numerosa, disfrutaron de cada uno de los juegos que se les tenían preparado como calentamiento. Posteriormente, aprovechando alguna de las estaciones de los “mayores” se realizaron diferentes trabajos de psicomotricidad, encaminados al trabajo de las bases del judo. Aunque costó inicialmente arrancar los ejercicios, nuestros “peques” poco a poco fueron asimilando las diferentes tareas. Incluso alguno, nos sorprendió por su desparpajo y buenas maneras, sorprendentes en niños de tan corta edad. Al acabar, al igual que en los grupos anteriores hicimos la foto de grupo, en la que aunque alguno ya estaba cansado y se puso un poquito nervioso, la verdad, es que todos salieron guapísimos.

Tras finalizar la entrega de obsequios, gentileza del APA del colegio Rosa Molas y Judo Club Zaragoza, pusimos broche final a esta primera Jornada del año. Cuatro horas intensas, espectaculares, de muchísimo trabajo, en la que el Judo de nuevo fue el protagonista y en la que nuestro Club, ofreció una vez más, otra dimensión del judo a los más jóvenes.

Un día sin duda, inolvidable en el que APA del colegio Rosa Molas, Judo Club Zaragoza, padres, alumnos, colaboradores, organizadores, etc. nos unimos todos a una, para sacar esta Jornada de Promoción que tuvo 211 protagonistas.

211 GRACIAS A TODOS.

A continuación os dejamos fotos cortesía de Daniel Sierra:

1º GRUPO – 5º de primaria a 4º ESO

2º GRUPO – 2º a 4º de primaria

3º GRUPO – Infantil y 1º de primaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *