Torneo cadete Pau (Francia) 06/10/18

DOS BRONCES Y UN MARAVILLOSO FIN DE SEMANA EN PAU

El pasado fin de semana nos trasladamos con el equipo cadete a la localidad francesa de Pau, a disputar el torneo organizado por el comité 64. Un torneo del que me habían hablado muy bien y que desde luego no desmereció nada de lo que me habían comentado. Un sistema de competición  del que tomar nota y aprender,  en el que todos los judocas hacían al menos dos combates y en el mejor de los casos tres, cuatro o hasta siete como Iván.

Un torneo en el que puedes competir, independientemente del sorteo, en el que el reglamento no penaliza, enseña, en el que los entrenadores pueden realizar su labor de forma respetuosa y en el que los protagonistas son los judocas y el judo formativo. Mucho que aprender de nuestros vecinos franceses que saben cómo promocionar el judo y hacer de un torneo una auténtica fiesta.

Centrándonos en nuestros representantes, decir que saqué muchas conclusiones de lo que exhibieron nuestros judocas sobre el tatami francés, independientemente de los resultados que desde mi punto de vista fueron bastante buenos.

Daniel Murillo, Javier Romeo y Manuel Martínez, pagaron la novatada de los debutantes en la categoría cadete. Realizaron dos combates en los que a pesar de salir derrotados exhibieron buenas maneras y muchas ganas. Los comienzos siempre son difíciles pero tiempo al tiempo, no es cómo se empieza sino como se termina. ÁNIMO.

María Murillo y Pauli Serrano,  realizaron cuatro y tres  combates respectivamente. María estuvo muy nerviosa y tensa y pese a vencer en dos confrontaciones no dio el nivel que ella sabe y atesora. Calidad tiene a raudales, el trabajo está y seguro que saldrá, sólo hace le falta confianza y tiempo. Pauli estuvo guerrera luchadora y salió con mucha determinación a competir una victoria muy meritoria en el suelo y dos derrotas contra rivales superiores a ella pero a las que supo plantar cara. Mucho trabajo por delante pero excelentes sensaciones las ofrecidas sobre el tatami. Y AHORA TRABAJO, TRABAJO Y TRABAJO.

La guinda la pusieron los bronces conseguidos por Lucía Zaera e Iván González que  pusieron un broche magnífico a esta primera cita del año que nos permitió disfrutar de unos maravillosos momentos en la furgoneta y en familia en torno a este deporte que tanto nos gusta que es el judo.

Lucía Zaera lograba su presea muy merecida y luchada, en la jornada de la mañana. Cuatro combates, tres victorias y una derrota cuestionada pues en el controvertido combate de “semis” debió salir vencedora. Grandes avances, mucho orden y una excelente progresión la de esta judoca que poco a poco va subiendo su nivel y alcanzando metas hasta hace un año impensables.  ENHORABUENA Y A SEGUIR CON LA MISMA DINÁMICA: ENTRENAR Y ENTRENAR.

Iván González, lograba alcanzar el tercer escalón del pódium tras una maratoniana competición en la que realizó nada más y nada menos que siete combates, en los que nuestro representante desplegó una gran variedad de judo como hacía tiempo que no realizaba. Muy rápido y contundente tanto en judo pie como en judo suelo, dio una sensacional imagen en el tatami de Pau y demostró que entrenando y con determinación se puede vencer y convencer.

MUCHAS FELICIDADES Y A SUMAR Y SUMAR.

Agradecer a Sensei Ángel, su compañía sus consejos y su apoyo acompañándonos en este viaje y disfrutando con nuestro su equipo. NO me olvidaré de los representantes de la Marea, Carlos, Marta y David que nos animaron, dieron aliento y nos hicieron sentir arropados como en casa con sus aplausos.

En resumen un torneo excelente, un ambiente extraordinario, DOS BRONCES Y UN MARAVILLOSO FIN DE SEMANA EN PAU.

IMG-20181010-WA0006

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *